Mariano Azuela. La excentricidad del desencanto.

Por Saúl Castro Azuela fue –en palabras de Carlos Monsiváis- “el primer violento desmitificador” de las lealtades de la provincia y de la existencia idílica en los personajes del campo mexicano. Azuela fue –continúa- “el ánimo sombrío, el terco escepticismo y el sentimiento de escribir a partir del despojo y la amargura ante el auge